El arte de guardar

SALUDOS GENTECILLA DE INTERNET.

Mi nombre es Ana y me declaro guardadora compulsiva.

Creo que tengo una especie de pre-síndrome de diógenes (aún no guardo basura). Guardo objetos, guardo papeles, guardo canciones, todo lo guardo. La mayoría de cosas ni siquiera las usaré en mi vida pero, ¿y si me hacen falta?

FUENTE

En parte soy guardadora porque soy ahorradora. Jamás tiro los restos de cartón, tela, cartulina… Exprimo al máximo sus posibilidades, estudio las formas más eficientes de cortar una pieza para gastar el mínimo material posible, todo con tal de no comprar uno nuevo. ¿Para qué comprar cartón para mi nueva maqueta si tengo guardada sobre el armario la caja de los zapatos que me compré hace tres años? No importa sea de un color horrible, ya se me ocurrirá algo. Y si no, la guardaré de nuevo. Nunca sé si la volveré a necesitar.

A mi favor tengo que decir que al igual que me gusta guardar, me gusta tenerlo todo ordenado. Las cosas que es menos probable que use las tengo en un trastero, organizadas por cajas. Está la caja de los apuntes desde 1º de ESO hasta 5º de Arquitectura, la caja de la ropa que ya no uso pero la podría usar, por ejemplo, cuando tenga que pintar, la caja con entradas, mapas, billetes de transporte y folletos informativos de mis viajes, la caja de los juegos de mesa a los que les faltan piezas… Y así podría seguir eternamente.

Counting-Fingers-GIF

FUENTE

Pero sin duda mi caja favorita es la caja de las cajas. Las cajas son el objeto que más disfruto guardando. Sí, lo has adivinado, era la típica niña a la que le regalaban un juguete y jugaba con la caja. Me da toda la pena del mundo tirarlas, porque desde que se quedan vacías ya estoy ideando para qué me pueden servir. Les veo muchísimos usos.

 Y no vayas a pensar que sólo guardo cosas físicas, también soy guardadora digital. Tengo una carpeta con todas las fotos digitales que he hecho en mi vida (con el móvil o con la cámara). ¿Quién sabe cuando voy a necesitar las fotos que me hacía para subir a Tuenti? O aquella cucaracha enorme que apareció en medio del pasillo y fotografié para enseñársela a todo el mundo, ¿no tengo derecho a querer recordarla algún día? La respuesta a las preguntas es nunca y no, pero esas fotos seguirán ocupando megas en mi disco duro.

También me gusta descargar todo lo descargable que encuentro. PDFs con cursos de inglés que puede que alguna vez lea, todos los organizadores semanales cuquis que existen en Internet que ni imprimo ni uso, calendarios, fondos de pantalla, texturas, siluetas, imprimibles, tutoriales, iconos, fuentes… ¡Ay! Que me quedo sin aire.

Eso sí, estoy prácticamente segura de que no soy la única, todos tenemos un pequeño guardador dentro. ¿O me equivoco? Si es así, ¡tuitéalo a los cuatro vientos!

#ElArteDeGuardar

el arte de guardar

FUENTE
Anuncios

25 pensamientos en “El arte de guardar

  1. Cuando tengas hijos ya me dirás si guardar sigue siendo un arte….jajajajajajjaja. En serio, yo guardo mucho material por si se puede reutilizar. Pero cada vez guardo menos recuerdos en estanterías, me los guardo en el corazón.

    Le gusta a 1 persona

  2. Xabi dice abiertamente que tengo síndrome de Diógenes y que la casa está llena de “mierdas” que no sirven para nada pero es que es más fuerte que yo, tengo que guardarlo todo. Los apuntes de la carrera los tiré el año pasado pero lo guardo todo! Y ahora con el niño ni te cuento. Tenemos una buhardilla que es mi lugar secreto que es que qué no habrá ahí!! Y todo por si acaso… Horror!!
    Las cajas me sirven siempre, ya te contaré las utilidades que les doy y los papeles, cartulinas, telas todo eso para las cenas siempre vienen bien. Para envolver cosas… Enfin, que si somos felices así! Jaja

    Le gusta a 2 personas

    • Tú lo has dicho, somos felices así. Me da una gran tranquilidad tener todos esos por si acasos a mi disposición, aún sabiendo que no los usaré.
      Ahora tengo curiosidad por saber para que usas las cajas, jaja, ya me contarás. ¡Un abrazo!

      Me gusta

  3. No se con que quedarme si con la foto de la cuchara (ahora sera whastapp) o las fotos de tuenti. Creo que guardar todo eso, nos ayuda a transportarnos a esa época cuando pasan los años y vuelves a verlos. Te ríes de la ropa, de las anécdotas de esos tiempos, etc, etc…

    Yo por desgracia no tengo tantas cajas para almacenar todo material que se precie (caja de bombones, botones, tiradores) para hacer luego algún DIY 😛

    Un millon de sonrisas Ana 😀

    Le gusta a 2 personas

  4. Jajaja este post como que reunió a todos los que nos gusta guardar… Yo también me anotó allí, aunque he comprendido que mejor guardar amor y repartirlo luego a montones.
    Podríamos hacer una exposición con todos nuestros “guardados”. 🙂

    Le gusta a 1 persona

  5. Pues la verdad que con cada post que leo tuyo, pienso que alguien se ha metido en mi mente! Yo también guardo todo, para reutilizar, todo siempre tiene una segunda utilidad, mi cuarto en casa de mis padres está plagado de cosas que estoy segura que algún día tendrán una utilidad, y en mi casa también, tengo cartones, cajas, botes de cocina… Porque sé que tendrán utilidad! Estoy contigo! Un beso!

    Le gusta a 1 persona

  6. ¡Qué bueno! ¡Mi abuela sí que tenía el síndrome de Diógenes! Por lo que cuentas, eres muy ordenada y a todo le das un propósito. Yo ahora estoy fascinada con Marie Kondo y con otras gurús del orden doméstico. A ver si se me pega algo y pongo mi vida en orden.

    ¡Ala, a ordenar cajones!

    xxx

    Le gusta a 1 persona

    • Soy ordenada a la hora de tener las cosas guardadas, pero lo que uso con mucha frecuencia lo dejo tirado donde se me antoja, no aprendas eso de mí, jaja. ¡Besos!

      Me gusta

    • Jajaja, no vas mal encaminada. Cuando mi madre se iba a trabajar me dejaba en casa de mi abuela, y me metía en una caja de cartón, a modo de parque, y ahí me pasaba la tarde jugando. ¡Un abrazo!

      Le gusta a 1 persona

  7. Me ha gustado leer tu entrada y ver que otros también han escrito sobre ello (ahora las leo todas jeje). El guardar telas o cartones y darles más vidas está genial, y aunque yo no estoy entre los guardadores compulsivos, eso sí que lo hago. Lo que sí comparto es el cariño a las cajas, será por eso de que somos tan organizadoras jajaj

    Le gusta a 1 persona

Ahora te toca escribir a ti.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s